citricos

Si la vida te da limones, disfruta sus beneficios

Empieza la temporada de cítricos, nada más entrar en Noviembre veremos nuestros mercados abarrotados de colores vivos y aromas frescos, es más, si sois muy ansiosos, ya encontrareis estas frutas ricas en vitamina C en los estantes de las fruterías; pero mi consejo es que esperéis una o dos semanas, estarán más dulces y apetecibles.

Es sabido por todos que los cítricos son ricos en vitamina C pero es menos conocido que también lo son en vitaminas A, B1 y B2, amén de aportarnos potasio, cobre y azufre, indispensables para tener energía todos los días.

Es bueno saber que nos aportan pero es mejor aun saber para qué nos lo aportan y por eso os traigo esta lista con los múltiples beneficios de las frutas del género citrus:

-Nos regula el colesterol y el ácido úrico
En nuestra dieta actual consumimos demasiada carne, eso hace que nuestros niveles de ácido úrico y triglicéridos aumenten lo cual nos puede llevar problemas cardiovasculares entre otros, comiendo abundantes cítricos prevendremos éstos y otras enfermedades.

-Previene la diabetes
El zumo de naranja estimula el funcionamiento del páncreas y nos ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

-Activa el sistema inmunológico
Los continuos cambios de temperatura de estas fechas bajan nuestras defensas y nos exponen a todo tipo de infecciones, entre ellas la más común: el catarro. Consumir muchos cítricos aumentarán nuestras defensas y nos prevendrán de contraer estos virus tan molestos.

-Tiene numerosos efectos depurativos
Todo tipo de sustancias nocivas se acumulan en los riñones, hígado, intestino, etc… Frutas como el limón, la lima o la naranja nos ayudan a limpiar nuestro organismo eliminando incluso depósitos de metales pesados.

-Facilitan la digestión
Aunque por ser ácidos pueda parecer que no, comer naranjas y mandarinas nos regula la acidez estomacal y nos previene de descomposiciones intestinales.

Ahora bien, debemos recordar que los cítricos son fantásticos por la mañana, inservibles por la tarde y pesados por la noche. Que nos den tanta energía exige al cuerpo que la agote a lo largo del día, de modo que la mejor manera de consumir los cítricos es un buen vaso de zumo con el desayuno o un par de piezas en el almuerzo.

Y así, en crudo, es como más los aprovecharemos, pero no dejéis de añadirlos a vuestras vinagretas, en ralladura en un bizcocho o donde os parezca que quedará bien.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *