Quien no madruga, su cuerpo ayuda

Estamos ocupados, hemos de resolverlo rápido, así nos pondremos otra tarea y podremos aprovechar más el tiempo, y mejor, nada de perderlo, parar es de desocupados, dormir…de vagos. Está muy mal visto detenerse un momento a descansar hoy en día, levantarnos algo más tarde alguna vez y nos falta el hábito de ir a la cama temprano.

Lamentablemente, esta falta de descanso y sueño nos está pasando factura a la salud. Muchos estudios asocian la falta de sueño a enfermedades que usualmente relacionamos con la alimentación como es el caso de la obesidad o la diabetes. Y es que no podemos engañar a nuestra naturaleza, estamos diseñados para tener un día de actividad y una noche de reposo.

El remedio para prevenir todo este tipo de enfermedades es llevar una vida muy activa y devolver al cuerpo su normalidad: Como me canso mucho de día duermo mucho de noche. Tenemos que procurar evitar estar quietos más de dos horas al día, siempre que podamos darnos un tiempo para andar o correr ya puestos, si no tenemos hábito siempre es buen momento para empezar.

No olvidemos que lo mínimo recomendado es dormir 8 horas y que aunque creamos que no las tenemos es cuestión de organizarnos bien, que cuando dormimos lo que toca, rendimos el doble, nos cansamos la mitad y tenemos mucho más tiempo para dedicarnos a nosotros. No es necesario ir diariamente al gimnasio, cambiar el ascensor por las escaleras, ir a pié a hacer la compra, alargar el paseo del perro… Pero debemos comprometernos y empezar hoy, cada día cuenta, si lo posponemos para el lunes, perderemos este fin de semana, si lo posponemos para el invierno, este mes; tus propósitos para año nuevo pueden ser para hoy.

¡Ahora a pensar en ello dando un paseo, o consultándolo con la almohada!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *