Para una vida saludable, grasas saludables

¿Cuánta cantidad se debe aportar de este tipo de ácidos grasos?
Para obtener una salud óptima, la ingesta de grasas saturadas y monoinsaturadas saludables, de alta calidad, debe ser 50 a 85% del total de calorías consumidas diariamente.

Pero…¿Cuáles son estos ácidos grasos saturados y monoinsaturados de calidad y saludables?

Hay varias fuentes, pero la principal son los vegetales. Debes recordar que las grasas tienen una afinidad especial por los tóxicos, por eso es fundamental orientar tu elección hacia las fuentes de ácidos grasos no tratados, de origen biológico u orgánico. Esto es imperativo, de lo contrario perderíamos todo el beneficio deseado.

¿Cuáles son las fuentes vegetales?
– La grasa o aceite de coco.
– Frutos grasos tales como el aguacate o la oliva.
– Nueces: anacardos, pacanas o nuez de Pecán, macadamia, avellanas, etc…
– Semillas y frutos secos: almendras, semillas de sésamo, piñones, semillas de girasol, castañas…

¿Cuáles son los buenos aportes de ácidos grasos animales?
– Mantequilla, preferiblemente cruda y de origen biológico, orgánico o biodinámica.
– Lácteos enteros de origen biológico, orgánicos o biodinámicas.

Los ácidos grasos de tipo omega-3 también forman parte de las contribuciones indispensables.
Idealmente, la relación de ácidos grasos omega-6 y omega-3 debe ser 1/1. En nuestra dieta actual, esto es completamente desequilibrado. Puede variar desde 20/1 a 50/1.Para re-equilibrar esta relación, simplemente hay que reducir el omega-6, que se encuentra principalmente en los aceites de maíz, soja, canola, cártamo, cacahuete y girasol.

Dado que los aceites de maíz y soja se encuentran entre los más transformados, contaminados por los pesticidas y genéticamente modificados. Para aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3, debemos buscarlo en fuentes animales, tales como el aceite de krill o de hígado de bacalao.También se encuentra el omega-3 de origen vegetal en aceites de semillas de clavel, las nueces, el lino, el cáñamo y la camelina. Sin embargo, en el caso del omega-3, se encuentra más en los animales, en comparación con su origen vegetal.

Adaptado de Saludyalimentación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *