Josefa Pardo | Clienta Tecocina

«Para mí supuso un antes y un después»

Hace unos cuantos años, y por motivos de salud, tuve mi primer contacto con las unidades de Saladmaster. Para mí supuso un antes y un después, y ahora me llevo mis «ollas» hasta cuando viajo.

Se aprecian mejor todos los sabores. Me ha ayudado a educar el paladar, a cocinar con todos los nutrientes. Ha sido la mejor inversión de uso doméstico que he hecho en mi vida.

Los primeros días tuve mis dudas, y debo decir que, desde el primer momento hasta el día de hoy, estuvieron atendiéndome desde Tecocina e incluso me elaboraron un menú semanal. No solamente se agradece tener un buen producto, sino también una buena atención personal.

¡Aquí puedes escuchar la experiencia completa!

María Laurenti | Clienta Tecocina

«Estoy enseñando a mi hija y a mi nieta porque ellas las van a heredar»

Tengo 86 años y, desde hace casi dos, estoy usando las unidades de Saladmaster y me van estupendamente. He mejorado mi salud y los sabores de todas las comidas. Hago potajes, gambas al pil pil, almejas salteadas… me sale todo buenísimo. Estoy muy contenta, así que os doy las gracias por ofrecerme esta fuente de salud que es lo que yo necesito con la edad que tengo. Estoy enseñando a mi hija y a mi nieta para que estén al día porque ellas las van a heredar.

¡Aquí puedes escuchar la experiencia completa!

Roberto Lopes | Cliente Tecocina

«Me detectaron metales pesados y colesterol, corregir esto fue lo que más me llamó la atención»

Me llamo Roberto y llevo 7 años cocinando con Saladmaster. Me encanta el producto, noto que el arroz se hace más rápido, que no se pega la comida, que se queda más sabrosa… Quien cocina aprecia la diferencia entre una buena olla y una mala, y Saladmaster es más que una olla, es todo esto multiplicado por 100. Pero mi mayor motivación de compra fue por la salud: en unos análisis me detectaron metales pesados y colesterol, corregir esto fue lo que más me llamó la atención.

Y aparte, el trato de Tecocina es increíble. Siempre que tengo alguna duda les pregunto, o alguna receta que no sé cómo hacerla. Ellos me mandan vídeos explicativos y cursos, además de artículos relacionados con la salud. Estando soltero compré una pieza, y cuando me casé compré todo el set. Estamos encantados, hasta cuando me voy de camping me las llevo. Soy el fan número uno.

¡Aquí puedes escuchar la experiencia completa!

Ana Brotons | Clienta Tecocina

«Cuando vienen a cenar a casa me preguntan cuál es el secreto»

Lo que yo he notado con la utilización de las unidades de cocción es que los alimentos tienen más sabor y que, al estar cocinando por debajo de los 90 °C, conservan todos sus nutrientes.

También quería recalcar que, como lo consumo todo ecológico, necesitaba algo que conservara todas las propiedades, y sentía que no lo estaba haciendo con mis unidades anteriores, pues utilizaba productos sin pesticidas que se contaminaban con tóxicos de los materiales… Así que esto es como un tándem.

Cuando la gente viene a cenar a casa nota la diferencia. Tienen muchas ganas de venir, porque saben que van a cenar muy sano y que todo va a estar muy bueno. Siempre me preguntan cuál es el secreto.

¡Aquí puedes escuchar la experiencia completa!

Adrián Blanco | Cliente Tecocina

«Cómo se nota a final de mes en la factura de la luz, el ahorro en energía»

Mi nombre es Adrián y soy un enamorado de la comida sana, un enamorado de cocinar en casa y, por lo tanto, un enamorado de Saladmaster. Me encanta cocinar con estas unidades, sobre todo por la rapidez, la fidelidad de los aromas y sabores y la preservación de todas las propiedades y nutrientes de los alimentos.

Otra cosa que me llama poderosamente la atención es cómo se nota a final de mes en la factura de la luz el ahorro de energía por este tipo de cocción a baja temperatura.

¡Aquí puedes escuchar la experiencia completa!

Mari Angeles Aparisi | Clienta Tecocina

«Mi madre no sabe vivir sin ellas»

Cuando cocino con Saladmaster, el tiempo de cocción es mínimo, y cuando cocino con otras unidades, la comida ya no me sabe igual. Al principio pensaba que solo me querían vender el producto y dudé de si todo era verdad, pero cuando empiezas a cocinar, te vas dando cuenta poco a poco de que es cierto. Coges experiencia y compruebas que la comida queda espectacular, encima saludable y en la mitad de tiempo. Yo hago la pizza en un momento en el grill, la tortilla de patata en la sartén… Estoy encantadísima.

Cuando se las recomendaba a mi madre, de 76 años, ella me decía: «A mí déjame, yo uso las cazuelas de siempre, las de toda la vida». Al final la convencí, le hice ver que realmente son una maravilla, y ahora quiere comprarse la más grande (la de 15 litros) para hacer cocidos. Ya no sabe vivir sin ellas.

¡Aquí puedes escuchar la experiencia completa!